www.agronature.es
Menu
Te encuentras en:  Inicio » Noticias » Principales ventajas de la agricultura ecológica

La agricultura ecológica, que actualmente se encuentra en pleno auge y que es también llamada biológica u orgánica, es una técnica que procura utilizar los medios menos perjudiciales para el medio. Se caracteriza por la no utilización de aditivos químicos, que son sustituidos por productos de origen natural como fuente principal de aporte de nutrientes a los cultivos, buscando siempre el equilibrio entre sostenibilidad y producción. Está basada en el respeto a la naturaleza, el bienestar y la salud, ya que los consumidores dejan de ingerir sustancias nocivas que son usadas comúnmente en la agricultura tradicional.

¿Cuáles son las ventajas de la agricultura ecológica?

Desde hace ya algunos años, muchos son los agricultores se están dando cuenta de la serie de ventajas que presenta este tipo de agricultura y están apostando por el cultivo ecológico, que cada vez predomina más en Europa. La agricultura ecológica ofrece productos de calidad y muy beneficiosos para nuestra salud, y es por eso por lo que cada vez son más las personas que los demandan y los llevan a sus mesas. Además, están siendo cada vez más fáciles de comprar, por lo que su consumo sigue creciendo año tras año.

Las ventajas más destacadas son:

1. Conservación de la fertilidad en los suelos:

La erosión del suelo se puede producir por causas naturales, pero también influye en gran medida la acción del hombre. En concreto la agricultura es una de las actividades que más afecta al suelo, debido a la utilización descontrolada de abonos químicos, la explotación excesiva del terreno o la falta de descanso y barbecho del suelo. En este sentido, la agricultura “eco” reduce el impacto en el suelo, ya que su base es la preservación de los recursos naturales y el cuidado del entorno en que se desarrolla. Además, la agricultura ecológica garantiza la rotación de cultivos a través de una cuidada planificación, con el objetivo de preservar la calidad del suelo. De este modo se evitan los altos niveles de degradación de los terrenos destinados al cultivo, que ven mermados drásticamente sus niveles de nutrientes naturales como consecuencia de la sobreexplotación y favorecen la aparición de plagas.

2. Menor contaminación del medioambiente:

En la agricultura tradicional está extendido el uso desmesurado de fertilizantes y aditivos químicos, que son vertidos al medio que nos rodea y que afectan irremediablemente a la naturaleza y al entorno. La agricultura ecológica aboga por la no utilización de productos químicos y fertilizantes artificiales. Se basa en el uso de técnicas alternativas, pero igualmente efectivas, que cuidan los recursos naturales, y preservan los nutrientes esenciales para el suelo y los alimentos que se producen.

3. Calidad de los alimentos:

Uno de los factores más importantes que hay que tener en cuento a la agricultura ecológica se refiere, es la gran calidad nutritiva de los alimentos que produce. Los abonos químicos que se usan tradicionalmente para que los alimentos crezcan más rápido, alteren su aspecto y generen más beneficios a la hora de venderlos, alteran sus propiedades, haciendo, por ejemplo, que aumenten su cantidad de agua y pierdan su sabor e incluso que sean menos saludables, ya que dejan de tener contenido esencial como minerales fundamentales para nuestro organismo, y además hacen que nuestro cuerpo vaya acumulando toxinas que son difíciles de eliminar y nuestra salud se puede llegar a resentir.

4. Ahorro energético:

 En contraposición con la agricultura más tradicional, que presenta unas cifras muy negativas en cuanto a relación energía obtenida / energía utilizada en su producción, en la agricultura ecológica, se produce una disminución del coste energético medioambiental. No derrocha energía, ya que promueve una utilización responsable y sostenible de los recursos naturales.

5. Beneficios sociales:

Debido a las características de la actividad agrícola y del tipo de técnicas de cultivo que defiende y aplica la agricultura ecológica se generan puestos de trabajo, potencia el desarrollo empresarial a nivel familiar, apuesta por la racionalización de la comercialización de los productos y promueve la biodiversidad. La agricultura biológica es una alternativa cada vez más desarrollada y aceptada. El objetivo principal es el mantenimiento integral del sistema, como un agrosistema social, ecológico y económicamente sostenible, convirtiendo la agricultura biológica en algo más que una alternativa minoritaria, sino que sea preponderante por el bien del planeta y la salud de sus habitantes.

Fuente: Agronature
¿Te gusta el mundo de la agricultura y quieres escribir en Agronature.es? Contacta con nosotros