www.agronature.es
Menu
Te encuentras en:  Inicio » Noticias » Japón amenaza a la lechuga de Almería con una planta robotizada

Japón amenaza a la lechuga de Almería con una planta robotizada

14/03/2016 | 835 lecturas

La producción y comercialización de lechuga "made in Almería" contará a medio plazo con un importante competidor, de ahí la necesidad de que continúe apostando por la innovación y la tecnología a la hora de ahorrar costes y ofrecer un valor añadido en los mercados internacionales, que la diferencien del resto.

lechuga de almeria

Según los datos del estudio "El sector hortícola español en 2013" publicado por Cajamar, Almería exporta más de 130.00 toneladas de lechuga al año, que arrojan un valor de más de 108 millones de euros, lo que sitúa a la provincia como la segunda de España, aunque muy alejada de la líder, Murcia, que vende al exterior más de 500.000 toneladas, cuyo valor supera los 410 millones de euros.

Y la amenaza llega desde Asia. La empresa japonesa Spread prevé abrir en 2017 la primera granja del mundo operada por robots y en 2020 quiere producir medio millón de lechugas al día, según publica el portal Valenciafruits.com.

Spread ya estudia exportar esta tecnología, que conlleva grandes ahorros de costes. La empresa japonesa Spread pondrá en marcha la primera granja del mundo operada por robots industriales, en la que la tecnología es la encargada de realizar el proceso de producción desde el cultivo hasta la recolección de las hortalizas.

La sala de 4.400 metros cuadrados estará situada en unas instalaciones en la localidad de Kizugawa, al sur de Kioto (centro de Japón), se empezará a construir este año y comenzará sus operaciones a mediados de 2017 con una producción diaria de unas 30.000 lechugas, confirmó a Efeagro un portavoz de Spread, responsable del proyecto.

En el recinto se producirán cuatro variedades de lechuga, Batavia, romana, escarola y Lollo Rosso, y los robots serán quienes realicen todas las labores, a excepción de la siembra. "Es técnicamente posible automatizar la siembra también, pero decidimos no hacerlo porque consideramos que sería poco práctico a efectos de coste-efectividad", explicó la compañía.

Así, del proceso normal de producción compuesto por la siembra, el cultivo, el trasplante de las lechugas y su cosecha, los robots se encargarán de realizar desde el cultivo hasta la recolección.

Mediante esta automatización Spread aseguró que se puede reducir el coste de mano de obra a la mitad, además de reducir en un 20 por ciento las gastos de energía, lo que posibilita que las hortalizas lleguen con un precio más asequible al consumidor.

Esto supondría que de los 50 trabajadores que engrosarían la plantilla de una de estas granjas sin apoyo robótico, el total final quedaría reducido a 25 operarios.

"Además, al mecanizar la producción a este nivel se puede mantener un entorno más higiénico y, por lo tanto, reducir el riesgo de contaminación de los productos" para lograr que sean "inocuos", expuso la compañía con base en Kioto.

La firma espera aumentar la producción progresivamente hasta las 51.000 unidades al día, con el objetivo de alcanzar el medio millón de cabezas de lechuga diarias para 2020 mediante la construcción de nuevas instalaciones en el archipiélago. Spread no descarta una apertura al exterior, e indicó que está buscando vías de expansión en el extranjero.

Fuente: E. SANCHO | Diario de Almería
¿Te gusta el mundo de la agricultura y quieres escribir en Agronature.es? Contacta con nosotros