www.agronature.es
Menu
Te encuentras en:  Inicio » Noticias » Empresas familiares en Almeria, Talleres Acién

Empresas familiares en Almeria, Talleres Acién

09/02/2017 | 971 lecturas

Agronature quiere presentar, para que conozcan un negocio familiar, el que capitanea, con su presencia, Salvador Acién Lirola, y  conducen sus cinco hijos y otros tantos trabajadores formados en la empresa y que acuden a los eventos familiares como parte de ella. Les hablamos del distribuidor oficial de Ferrari en El Ejido. Del Ferrari que puede llevar Fernando Alonso si quiere sacar las sandías del invernadero, por ejemplo, porque de los Ferrari que les hablamos son de los famosos tractores Ferrari. Salvador Acién lleva sesenta años en el oficio. Comenzó arreglando motos en Las Norias en un pequeño local de 30m2, alquilado, que tenía una mesa de madera y una caja de herramientas. Posteriormente se dedicó a la venta de tractores y a medida que se le sumaban sus hijos al negocio fue incorporando servicios, hasta llegar a diseñar y fabricar aperos para la agricultura. Hoy, Talleres Acién es una empresa que no solo sobrevive bien a la crisis sino que es el concesionario de Ferrari y Pasquali que más vende en toda la provincia de Almería. Visitamos las dos naves que tiene en El Ejido y charlamos con Antonio Luis Acién Maldonado, hijo de Salvador.

antonio luis acién

Antonio, ¿desde cuándo te dedicas plenamente al negocio familiar?
Salvo un par de años que estuve formándome fuera, llevo 19 años en la empresa.

¿Te gusta el oficio?
Disfruto con este trabajo y disfruto llevando empresas.

¿Te has formado para ello?
La formación es muy importante pero lo es más el día a día. A pesar de que he estudiado administración y finanzas y gestión y administración pública, también hace poco hice un curso de mecánica de automóviles – tienes que conocer lo que vendes- el día a día es lo más importante para mi formación.

¿Cómo ha afectado la crisis a vuestro negocio?
Tengo un estudio propio sobre el  sector de la venta de maquinaria para la agricultura en la provincia de Almería y una comparativa con nuestra empresa y, en este sector, el peor año para la provincia fue 2010. Ese año se redujeron las ventas un 75%. Fue un año malo, pero para todo el sector. Nuestras cifras en comparación con el resto de la provincia no eran peores, de hecho logramos mantener nuestro porcentaje de penetración en el mercado que es de un 20%. El 2011 ha sido un año bueno y este año también va bien. Por supuesto que  no son comparables estas cifras a las de 2006 ni 2007 que eso fueron años de locura (con gesto de desaprobación).

¿Qué enseñanza de vuestro padre ponéis en práctica y cuál es el consejo que le podéis dar al resto de emprendedores?
Siempre hemos trabajado con poco volumen y paso a paso. Hace cinco años, cuando todo se vendía, cualquier negocio funcionaba. Ahora que ya no se vende todo, ya no funcionan todas las empresas. Hay un gran problema con eso. Muchas empresas se han dedicado a vender mucho género con márgenes pequeños, funcionando con pólizas bancarias y el banco acaba comiéndose los pequeños beneficios que puedan tener. Somos en la actualidad el concesionario que más vende en Almería si sumamos las dos marcas, Ferrari y Pasquali. Creo que el secreto reside en el servicio que ofrecemos al agricultor en cuanto a la respuesta que damos a sus necesidades. Nosotros tenemos piezas de tractores completos en stock. Cuando un cliente trae su tractor lo tenemos arreglado en ese mismo día, como mucho al día siguiente en función de lo que tenga, pero tenemos las piezas para armar uno completo, y si no lo puede traer, vamos a por él. Tenemos servicio de desplazamiento y si podemos lo arreglamos en la misma finca. Cuando nos llama un agricultor que ha tenido problemas con su tractor y tiene que sacar, por ejemplo cientos de miles de kilos de sandías, sabemos que tenemos que arreglar ese problema en el acto y no podemos pararnos a pedir piezas, su producción no espera y nosotros estamos preparados para dar una respuesta inmediata.

¿Habéis trabajado siempre con Ferrari?
En tractores no hay nada como Ferrari. Ten en cuenta que llevamos trabajando con tractores 53 años. Hemos sido pioneros en la zona y hemos podido elegir la marca que hemos querido para vender. Por aquí han desfilado para ofrecernos todas las marcas de maquinaria y nos hemos quedado con la que más rendimiento y mejor prestaciones ofrece a nuestros clientes, en este caso Ferrari.

¿Os habéis tenido que adaptar al tipo de maquinaria agrícola en función de cómo ha ido evolucionando la agricultura?
Claro, por ejemplo antes era el rotavator o el cultivador lo que nos demandaban. Ahora lo que más se venden son elevadores, atomizadores, cañones. El rotovator ha cambiado por la trituradora porque ahora lo que se hace es triturar la planta sobre la arena para volverla a introducir en ella a modo de compost. Hace ocho años comenzamos a fabricar nuestros propios aperos. Mi hermano Daniel es el inventor de la familia, gracias a su ingenio hemos adaptado y fabricado aperos propios de nuestra agricultura como pinzas, rajadores, cultivadores, los gorros para sujetar los palés o por ejemplo el gorro con gancho para las sandías que eso no lo hace nadie, solo aquí. Cuando mi padre empezó en el oficio, a las pinzas recoge-matas se las llamaba recogedoras de leña, aquí le adaptábamos la pinza. Nosotros ahora fabricamos unas pinzas específicas para las necesidades del invernadero. Pocos aperos compramos fuera.

Talleres Acién es una empresa familiar que ha ido creciendo, ¿cuál es vuestra política de contratación de personal?
Nuestra plantilla está compuesta por trabajadores formados en la propia empresa desde el puesto de aprendiz. Desde que entran a trabajar aquí se les explica que tienen 3 años para formarse y ganar dinero. Cuando llega ese tiempo se evalúa el progreso y, se quedan o se van, en función del resultado. Actualmente el que menos, ya lleva tres años con nosotros.

¿Habéis pedido ayudas?
Nunca hemos pedido ayudas, de todas formas para las empresas que no somos de nueva creación hay pocas ayudas. Tampoco hemos tenido que reducir plantilla, seguimos trabajando como siempre paso a paso, con cabeza y  la mirada siempre puesta en el cliente.

 

Antes de irnos, pasamos a saludar a Salvador que anda con sus muletas por la nave asomándose a comprobar el trabajo de su familia, nos cuenta que también ha tenido invernadero y lo emplazamos a conocer su historia para la próxima entrega.

Mas informacion

http://www.agronature.es/escaparates/tractores-y-torillos/talleres-acien-ferrari

 

 

Fuente: Almeria 360
¿Te gusta el mundo de la agricultura y quieres escribir en Agronature.es? Contacta con nosotros