www.agronature.es
Menu
Te encuentras en:  Inicio » Noticias » Cultivo hidropónico, más ecológico y sostenible

Cultivo hidropónico, más ecológico y sostenible

26/04/2018 | 1849 lecturas

Los cultivos hidropónicos, o hidroponía, son explotaciones agrícolas que usan como método esta técnica que tiene como principal característica la ausencia de tierra, que es sustituida por otros sustratos, o incluso que llega a prescindir de ellos en su totalidad y únicamente emplea agua enriquecida con soluciones minerales nutritivas.

Esta técnica supone una total revolución en cuanto a la forma tradicional de producción agrícola, y conlleva una serie de ventajas que se traducen en una mayor sostenibilidad debido al mínimo uso de recursos, entre otros factores.

Este procedimiento de cultivo tan innovador se está consolidando poco a poco y se postula como una de las novedades más significativas de nuestra agricultura, con grandes perspectivas de futuro, aunque su origen se remonta a civilizaciones muy antiguas.

Las ventajas más destacadas de este método son:

Mejora el aprovechamiento del agua. Se reduce el uso de agua hasta un 90%, ya que esta se recicla.

Aprovecha mejor el espacio. La superficie de terreno necesaria es aproximadamente 4 veces menor que en sistemas de cultivo tradicional para una misma producción.

Disminuye los gastos de operaciones de cultivo y facilita la mano de obra.

• Maximiza el aprovechamiento energético proveniente de la fotosíntesis para incrementar el rendimiento de los cultivos.

Acorta los ciclos de cultivo debido a que el desarrollo de las plantas es más rápido.

• Resuelve los problemas que genera el agotamiento del suelo.

• Mantienen las condiciones óptimas para el máximo rendimiento fotosintético.

• Reduce considerablemente la posibilidad de aparición de bacterias, hongos y parásitos en los cultivos.

• Puede desarrollarse en cualquier tipo de clima y se ve menos afectado por los diferentes fenómenos meteorológicos.

• La limpieza puede controlarse mejor en el cultivo y facilita la corrección de faltas o excesos de nutrientes.

• Se pueden usar aguas con altas concentraciones de sal.

• Tienen un rápido retorno de inversión y su bajo coste genera una mayor competitividad en el mercado en cuanto a precio y calidad.

A la hora de equipar un invernadero con hidroponía se deben considerar algunos factores importantes para que resulte eficiente y capaz de producir todo el año.

Lugar y orientación: es necesario que reciba las máximas horas de luz en invierno, temporada en la cual los cultivos suelen crecer más lentamente, sin que en verano el calor sea excesivo. No obstante, será más rentable enfriar el invernadero en el verano que tener que aportar la luz necesaria para realizar la fotosíntesis y el calor adecuado en la temporada de cultivo.

Estructura firme, hermética y sólida: si se pretende cultivar durante todo el año con éxito es fundamental que la estructura lo permita y logre que las condiciones dentro de la instalación sean óptimas para el desarrollo de las plantas.

Materiales de alta calidad: selecciona el material adecuado de acuerdo a tus cultivos, pensando a largo plazo, o acabarás pagando más al tener que reemplazarlos varias veces durante la vida útil de la estructura.

Temperatura de los nutrientes para evitar enfermedades. La temperatura de los nutrientes es tan importante como el aire de refrigeración para enfriar las plantas bajo un sistema hidropónico. Esto es fundamental para evitar problemas de patógenos y enfermedades.

Hoy en día la hidroponía sigue avanzando, y cada vez son más los que invierten en esta técnica de cultivo, considerándose incluso una esperanza para el futuro de la humanidad.

Debido a las características que presenta este método, podría ser una herramienta fundamental para combatir el hambre y la inseguridad alimentaria creciente a consecuencia de la superpoblación.

No es necesario suelo, sino que basta con un buen sistema de riego y consigue que los cultivos crezcan y maduren más rápido. Al suministrar todos los nutrientes mediante el agua, el control respecto a la evolución de las plantas es total. Las condiciones climáticas o el espacio no son un inconveniente para los cultivos hidropónicos de invernadero, pues el crecimiento de la planta puede hacerse en vertical y un buen diseño de invernaderos protege las plantas de temperaturas incluso extremas.

La ausencia de malas hierbas, la baja o nula concentración de pesticidas, el posible uso de áreas desérticas o de casi cualquier otro lugar para su desarrollo y su gran sostenibilidad también son importantes puntos a su favor que nos acercan a un mundo más ecológico.

Fuente: Agronature
¿Te gusta el mundo de la agricultura y quieres escribir en Agronature.es? Contacta con nosotros